¿Qué son los factores de producción?

| |

En economía, los factores de producción son el conjunto de elementos indispensables para un proceso de producción, ya sea un bien o un servicio. La teoría de los factores de producción es la base de los estudios económicos.

Tradicionalmente, los economistas han identificado tres factores esenciales para la producción de un bien o servicio: la tierra, el trabajo y el capital. Nuevas teorías económicas han añadido posteriormente elementos a esta división.

¿Cuáles son los factores de producción?

Tierra

El elemento tierra incluye no sólo las zonas de cultivo o de construcción, sino todos los recursos naturales que están por encima y por debajo de él. Por lo tanto, el concepto abarca los bosques, las minas, el agua, el aire y la energía.

Trabajo

El factor trabajo incluye tanto las horas de trabajo empleadas en la producción como los conocimientos, la técnica y las habilidades de los que participan en el proceso. Este elemento también se denomina comúnmente recursos humanos.

Capital

El elemento capital se refiere al conjunto de elementos materiales que sustentan la producción, como la maquinaria industrial, el equipo informático y de telecomunicaciones, los medios de transporte y las instalaciones, entre otros. En resumen, el capital es equivalente a los bienes de producción.

Otros factores

A lo largo de los años, los economistas han añadido nuevos factores a la división clásica que ahora consideran esenciales en un proceso de producción. Sin embargo, su adopción no es consensual y depende del modelo de análisis empleado.

Uno de los factores de producción que se añaden a la división clásica es la capacidad empresarial, a veces llamada emprendimiento. Este factor se refiere a la organización de la producción, es decir, a la acción de reunir y combinar los demás factores de producción, asumiendo los riesgos del proceso.

Otro factor añadido a la división clásica es la capacidad tecnológica. Abarca tres categorías: invención, innovación y funcionamiento.

El invento es la capacidad de investigación y desarrollo. La innovación es la capacidad de aplicar la tecnología al proceso de producción. La operación se refiere a la capacidad de realizar actividades de producción.

Características de los factores de producción

La principal característica de los factores de producción es que son escasos, es decir, finitos. El factor trabajo, por ejemplo, depende del tamaño de la población económicamente activa (PEA) en una región determinada. La misma lógica se aplica a los recursos naturales y a los activos de producción.

Es la escasez de factores de producción lo que limita la capacidad de satisfacer plenamente los deseos de los consumidores, que la teoría económica clasifica como infinitos.

Esta escasez, señalada como la razón principal para el desarrollo de los estudios económicos, aumenta la importancia de la toma de decisiones de la sociedad sobre la forma en que deben emplearse los factores disponibles. Es decir, sobre lo que se debe y no se debe producir.

Además, un factor también puede caracterizarse teniendo en cuenta el papel que desempeña en el proceso productivo y su relación con él. Las tres características principales de los factores de producción son la versatilidad, la sustituibilidad y la complementariedad.

Adaptabilidad o versatilidad

Se refiere a la capacidad de un factor de producción para adaptarse a nuevas situaciones, como un aumento de la producción o un cambio en los bienes que se producen. En otras palabras, un factor versátil es aquel que puede aplicarse de más de una manera. Un ejemplo de un factor de producción que tiene esta característica es la energía.

Sustituibilidad

Se refiere a la capacidad de sustituir, al menos parcialmente, la mano de obra por capital y viceversa. Es el proceso que se produce, por ejemplo, con la automatización de las plantas industriales, en el que el número de trabajadores se reduce con la adopción de nuevas máquinas.

Complementariedad

Es la característica de las situaciones en las que sólo es posible producir combinando el trabajo con el capital. Es decir, en este caso, estos dos factores son siempre complementarios.

Un ejemplo de un bien que tiene esta característica es un camión. Para que participe en el proceso de producción, debe ser necesariamente impulsado por un conductor.

Deja un comentario